▷▷ ¿Y si el perro empieza a cojear? - Recomendaciones ❤️ Saltar al contenido
Todo sobre perros

El perro cojea. ¿Qué hacer?

El perro cojea

La cojera se define como cualquier trastorno de la marcha. Una de las extremidades suele verse afectada. La cojera puede ser aguda o crónica. Suele asociarse con dolor.

La cojera se puede observar con violaciones:

  • En los tejidos blandos de la extremidad: trauma en las almohadillas, garras, picaduras de insectos y serpientes, inflamación o infección asociada con la presencia de un cuerpo extraño (con mayor frecuencia semillas de cereales o astillas en el espacio interdigital), con tumores de la piel y tejidos blandos;
  • En tejido óseo: fracturas y fisuras, neoplasias óseas (osteosarcoma), osteomielitis, osteodistrofia;
  • En músculos y ligamentos: lesiones (esguinces, desgarros), enfermedades inflamatorias inmunomediadas del tejido muscular (lupus), distrofia muscular, infecciones sistémicas (toxoplasmosis, neosporosis);
  • En las articulaciones: lesiones, enfermedades articulares inmunomediadas (lupus), infecciones bacterianas y micóticas, anomalías congénitas, displasias, osteoartritis, enfermedades degenerativas de las articulaciones;
  • En caso de violación de la inervación: lesiones de la columna y la médula espinal, enfermedades de los discos intervertebrales, tumores del tejido nervioso.

Hay 4 grados de cojera:

  • Débil, casi invisible;
  • Visible, sin molestar apoyo en la extremidad
  • Fuerte, con apoyo deteriorado en la extremidad;
  • Falta total de apoyo en la extremidad.

¿Y si el perro empieza a cojear?

Si el perro comienza a cojear repentinamente, después o durante un paseo, sin lesiones evidentes, entonces vale la pena examinar cuidadosamente las almohadillas de las patas, los espacios interdigitales y las garras. A menudo, la causa son cortes, astillas, picaduras de insectos o garras rotas. Comuníquese con la clínica según la situación.

Si la cojera es débil y ocurre solo después de un esfuerzo (por ejemplo, después de una caminata larga), entonces es mejor hacer un video que ayude al médico a evaluar la condición del perro, ya que será imposible ver tal cojera durante una cita en la clínica.

¿Y si el perro empieza a cojear?

Diagnóstico de las causas de la cojera

En primer lugar, se realizará un examen clínico y ortopédico completo para diagnosticar las causas. Dependiendo de la causa, también se pueden necesitar radiografías, exámenes neurológicos, pruebas de infecciones, punciones articulares, artroscopia, exámenes especiales de la columna vertebral y la médula espinal: tomografía computarizada, resonancia magnética, mielografía, así como biopsia, citología o extracción de un cuerpo extraño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *