Pixie bob Saltar al contenido
Todo sobre perros

Pixie bob

Pixie bob

Pixie bob agrada incluso a los amantes de los animales más sofisticados. ¿Quién no quiere hacerse amigo de un lince de verdad, solo doméstico y cariñoso? ¡Las criaturas de cola corta con un “abrigo de piel” manchado están a su servicio!

información breve

  • Nombre de la raza: Pixie bob
  • País de origen: EE.UU.
  • Origen de la raza: 1986
  • Peso: 4-7 kg
  • Esperanza de vida: 12-15 años

El Pixie bob es una raza estadounidense con una historia controvertida. Sus principales ventajas son una disposición mansa, devoción y un intelecto desarrollado. Los gatos no aceptarán el papel de los objetos decorativos: les gustan los juegos activos, los paseos y la máxima participación en la vida del dueño. Al mismo tiempo, los pixie bobs tienen mucho tacto y no se molestan hasta que los llaman por su nombre. Y ahora: ¡el animal está ahí, listo para deleitarte con ronroneos y divertidas travesuras!

La historia de la raza pixie bob

El origen de los gatos de cola corta ha creado más de una teoría intrigante. El más popular atribuyó al pixie bob una afinidad con los gatos monteses salvajes. De hecho, la raza apareció por accidente, pero no sin la intervención de la criadora Carol Ann Brewer.

En el siglo XX, los criadores querían criar gatos que se convertirían en copias más pequeñas del lince rojo, los habitantes indígenas de América del Norte. Se utilizaron como material genotipos de gatos domésticos consanguíneos y gatos del bosque de cola corta. El desarrollo de una raza de este tipo en condiciones naturales era imposible: los machos de la primera y segunda generación nacían con mayor frecuencia estériles. Sin embargo, el territorio de Estados Unidos y Canadá estaba habitado por cientos de estos híbridos, entre los que también había ejemplares curiosos.

La señorita Brewer se convirtió en la propietaria de uno de ellos. En 1985, una mujer estaba de vacaciones en el oeste del continente, al pie de las Montañas Rocosas. Como recuerdo, trajo un gatito comprado a un matrimonio. Argumentaron que el bebé esponjoso apareció como resultado de la unión de un gato común y un gato salvaje de cola corta. Un año después, en enero, el criador adoptó otra mascota. Resultó ser un gato grande con una cola corta pero grande. El peso del animal alcanzó los 8 kg, a pesar de su emaciación, y la corona estaba a la altura de las rodillas. La mujer le puso el sobrenombre de Keba.

En abril del mismo año, Don Juan de cola corta se convirtió en padre: el gato de Maggie adquirió una descendencia manchada. Carol Brewer se quedó con un bebé y le puso el apodo de Pixie. La criadora estadounidense se dio cuenta de que podía recrear una nueva raza con una apariencia específica y se puso a desarrollar un programa de cría. Los participantes fueron 23 gatos de cola corta, capturados en la región de las Montañas Rocosas, y la hermosa Pixie. Para designar indirectamente a su descendencia, Brewer acuñó el término “gato legendario” y registró los derechos de autor del programa. A los desarrollos de Carol se unieron otros criadores estadounidenses que trabajaron con gatos salvajes para crear una base genética extensa y, como resultado, el desarrollo de la raza futura.

El primer estándar de pixiebob apareció en 1989. La raza debe su nombre al favorito de Brewer. Cuatro años más tarde, el criador presentó una solicitud a la Asociación Internacional de Gatos (TICA), con el objetivo de lograr el reconocimiento oficial de la raza. En 1994 se registró como experimental. Un año después, los pixie bobs fueron asignados a varias razas nuevas y, por lo tanto, brindaron la oportunidad de participar en campeonatos y exhibiciones en igualdad de condiciones con otros gatos. Un apuesto hombre de cola corta llamado Zeus incluso recibió un premio internacional.

Aunque los representantes de TICA ingresaron pixie bobs en el registro oficial, estos gatos no son reconocidos por todas las asociaciones felinológicas. Las principales razones del rechazo son la presencia de antepasados ​​salvajes y un programa de reproducción no controlado en el pasado. Según los expertos, estos factores pueden afectar negativamente el desarrollo posterior de los pixie bobs.

A pesar del escepticismo de las organizaciones felinológicas, los representantes de la raza continúan interesando tanto a los criadores como a los amantes de los gatos. Desafortunadamente, los pixie bobs nunca lograron conquistar el mundo entero. Los criadores estadounidenses consideran la raza un tesoro nacional y reprimen diligentemente la exportación de animales del continente. Por esta razón, los linces domesticados son extremadamente raros en los países europeos.

Apariencia de Pixie Bob

La historia de la raza pixie bob

Los felinólogos notan la similitud de las bellezas manchadas con los bobtails estadounidenses , también conocidos por sus orígenes salvajes. Los Pixie bobs parecen animales bastante masivos y musculosos, aunque no carecen de gracia natural. El dimorfismo sexual es sorprendente: los machos son más grandes que los gatos. Su peso corporal alcanza los 7-9 kg y 4-6 kg, respectivamente.

Pixiebob es una raza de tamaño mediano. Sus representantes se diferencian entre sí en lana: hay bellezas de pelo largo y corto. Los hábitos de los linces se remontan igualmente en ellos.

Cabeza y calavera

La cabeza del pixiebob es de tamaño mediano a grande, se asemeja a una pera invertida. Se nota una ligera redondez en la coronilla, ligeramente alisada hacia las esquinas de los ojos. El cráneo está grabado.

Bozal

Pixie bobs se caracterizan por un hocico ancho y completo con una parada pronunciada. Visto de frente, se nota su forma de diamante. La frente es redondeada, la nariz es ancha y ligeramente arqueada, pero no encorvada. Las mejillas parecen hinchadas por las almohadillas carnosas del bigote. El mentón grande está bien desarrollado, cubierto de pelo áspero y desigual. De perfil, forma una línea recta con la nariz. Las patillas son claramente visibles en los pómulos.

Orejas

Colocado en posición baja y ligeramente inclinado hacia la parte posterior de la cabeza. Las orejas tienen una base ancha y están volteadas hacia afuera. Las puntas redondeadas están adornadas con borlas de lince, que son más pronunciadas en bob de duendecillo de pelo largo. En la parte posterior de las orejas, hay puntos claros que se asemejan a las huellas dactilares.

Ojos

Los ojos son de tamaño mediano, la forma es casi triangular. Separe profundamente y aparte. Una característica distintiva de los gatos es el borde de los ojos crema o blanco. Las líneas que conducen a las mejillas comienzan en las esquinas exteriores. Los colores preferidos del iris son el marrón, dorado o verdoso (como la grosella espinosa).

Mandíbulas y dientes

Los pixie bobs tienen mandíbulas enormes y pesadas que forman una mordedura de pinza. En este caso, el inferior no sobresale más allá de la línea del hocico. La fórmula dental completa incluye incisivos, caninos, premolares y molares.

Cuello

El cuello es relativamente corto; abrumado con músculos desarrollados, que se pueden sentir debajo de la piel fina. Parece más grande debido a su pelaje grueso y voluminoso.

Cola

De inserción baja, ágil y corta (a partir de 5 cm). Puede alcanzar un máximo de los corvejones. Las torceduras y las esquinas son aceptables. El pelo en la punta de la cola suele ser negro o marrón.

Extremidades

Estos gatos tienen extremidades musculosas con huesos fuertes. Las traseras son más largas que las delanteras, por lo que la grupa está ligeramente levantada. Las patas masivas son redondas. Los dedos de los pies son carnosos y regordetes, y deben descansar completamente en el piso y apuntar hacia adelante. Una característica distintiva de la raza es la polidactilia (procesos rudimentarios en forma de dedos). Las almohadillas de las patas están pigmentadas de color marrón oscuro o negro.

Abrigo

Los pixie bobs tienen abrigos mullidos y suaves al tacto. El estándar de la raza permite que los animales tengan el pelo corto y largo. Los pelos espinosos son bastante elásticos, se dirigen hacia abajo y tienen propiedades repelentes al agua. La capa interna es de densidad media y parece batida.

Color

El estándar de la raza es un gato atigrado de color marrón claro con un marcado tictac en tonos cálidos. El pelaje del vientre es más claro. Se requiere un patrón en forma de manchas pequeñas y medianas. Cuanto más aleatoriamente se distribuyan por el cuerpo de Pixie Bob, mejor. Se prefieren los tonos apagados de manchas. TICA permite cambios de color estacionales, atigrado atigrado y “medallones” blancos en el pecho.

Personaje de Pixie Bob

Bajo la máscara de un “lince” se esconde un personaje tembloroso, como si frente a ti no fuera un descendiente de gatos del bosque, ¡sino un alumno de la corte real! Los representantes de la raza son muy cercanos a los miembros de la familia, mostrando las mejores cualidades. Entre ellos se encuentran la paciencia, la delicadeza, la tranquilidad. Los animales siempre están listos para el juego activo, pero no se pisarán si estás de mal humor. Esta característica de la raza agrada a quienes prefieren la soledad, pero al mismo tiempo no están en contra de un compañero mullido y cariñoso.

Los Pixie bobs están apegados a la familia, pero no están dispuestos a elegir mascotas. Estos gatos son igualmente cariñosos con los adultos y los niños, muestran una amabilidad poco común incluso con los extraños. Sin embargo, algunos animales prefieren refugiarse debajo del sofá, en lugar de la compañía de extraños. Observe de cerca el comportamiento de la mascota y no intente contenerlo si la cara regordeta expresa el deseo de esconderse en un rincón apartado. Estudie a fondo los hábitos de su mascota y no tendrá problemas con ella.

Los representantes de la raza son amigables con los niños, especialmente con los más pequeños, pero no tolerarán la falta de respeto por ellos mismos. Si el niño muestra un interés excesivo por el animal, llega a conocerlo a través de un abrazo asfixiante y un tirón de la cola, mantenga la comunicación al mínimo. Los Pixie bobs rara vez muestran agresión, pero son capaces de valerse por sí mismos. De lo contrario, son animales juguetones y moderadamente móviles. A menudo divierten a los demás con sus payasadas y no renuncian al divertido juego de ponerse al día.

Aunque los gatos son bastante tranquilos y amigables, mostrarán a otras mascotas quién es el jefe. Pixie bobs no comienza el conflicto primero, pero la actitud familiar todavía no es para ellos. Esta raza se lleva bien tanto con sus parientes como con los perros. Pero los pájaros decorativos y los roedores no son la mejor compañía. No te olvides de los instintos de caza, que pueden resultar en la pérdida de un amigo peludo o emplumado.

Pixie-Bob es muy popular entre los amantes de los perros, porque su comportamiento recuerda mucho a los juguetones Corgi , Papillons y Jack Russell Terrier . Además, los gatos muestran una notable habilidad para entrenar, les gusta traer juguetes y seguir órdenes. Los representantes de la raza son bastante silenciosos, se “comunican” con el dueño usando una variedad de sonidos y rara vez maullan. Los animales están muy apegados al dueño y no soportan largas separaciones. Si está a menudo en viajes de negocios, considere una raza diferente: azul persa , javanés o ruso . Estos gatos perciben la soledad con mayor facilidad.

Pixie bobs y adictos a la televisión no son adecuados. Animales heredados de ancestros salvajes con una actividad incontenible y un deseo de cazar. ¡Así que tendrás que pasear a tu mascota con una correa tan a menudo como sea posible y alentar su deseo de atrapar la mariposa más hermosa del parque!

Educación y entrenamiento

Una característica distintiva de esta raza es la inteligencia. La naturaleza ha dotado a los animales de ingenio y buena memoria. Los felinólogos creen que los pixie bobs comprenden el significado de la mayoría de las palabras. Si comienzas a hablar de una visita al veterinario, la mascota preferirá retirarse y sentarse en algún lugar debajo de la cama.

Sin embargo, recuerde: los representantes de la raza no solo son inteligentes, sino también astutos. Tendrás que sudar mucho antes de encontrar un acercamiento a tu mascota y poder comenzar a entrenar. Pero algunos propietarios logran enseñarle al duendecillo a hacer sus necesidades en el inodoro e incluso a tirar la cadena. Esta es una excelente manera de ahorrar dinero en el relleno y solo una razón para sonreír ante el rápido ingenio de su mascota.

Los animales entienden el propósito del rascador y la bandeja con la misma facilidad. Lo principal es comenzar a aprender pixibob lo antes posible. Los gatos adultos tienen hábitos y carácter establecidos. Cambiarlos es más difícil, pero aún posible.

Pixie bobs aprecia especialmente a los equipos activos. Al acostumbrar a su mascota a traer un juguete o perseguir una pelota lanzada, no solo se deleitará a usted, sino también a él. ¡Combinar el entrenamiento con un paseo por un parque tranquilo hará que el animal sea el más feliz del mundo!

Cuidado y mantenimiento

Los pixie bobs no tienen pretensiones de cuidados, como sus ancestros salvajes. Incluso los gatos de pelo largo no dan problemas a sus dueños. Pero aún así, no te olvides por completo de cuidar a tu mascota.

Para los representantes de la raza, es característica una capa interna gruesa y batida, en la que a menudo aparecen enredos, por lo que el “abrigo de piel” del duendecillo necesita atención al menos una vez a la semana. Utilice solo un cepillo suave o furminator para cepillar. También es adecuado un guante especial, que elimina el pelo muerto con púas de silicona. Cepille al gato en la dirección del crecimiento del pelo: de esta manera el procedimiento dañará menos los folículos pilosos.

Los pixie bobs son una de las pocas razas de gatos que adoran los tratamientos con agua. Sin embargo, no abuses de ellos: basta con bañar al animal ya que el “abrigo de piel” se ensucia. Esto hace que el pelaje del gato sea más delgado, la piel se seca. Incluso el uso de champús y bálsamos suaves no ayudará.

La forma más fácil de bañar a un duendecillo es en un recipiente o fregadero con agua tibia. Extienda el producto uniformemente sobre la capa, recordando enjuagar bien la capa interna y enjuagar. En la estación cálida, puede dejar el pelaje de su mascota mojado. En invierno, vale la pena secarlo con una toalla o secarlo bien con un secador de pelo. Esto último es especialmente cierto para los pixie bobs de pelo largo.

Si acostumbras a un animal a un rascador, no tienes que preocuparte por su “manicura”. La excepción son los dedos rudimentarios, cuyas garras prácticamente no muelen. Corta solo los extremos con unas tijeras. Tenga cuidado de no dañar los vasos sanguíneos.

Muchos veterinarios desaconsejan entrar en los ojos de un gato sin ningún motivo. Si nota una mancha, límpiela con cuidado con un paño limpio que no suelte pelusa humedecido con un desinfectante. Se puede comprar en tiendas de mascotas o farmacias veterinarias. Sus movimientos deben ser prolijos, cepillados, dirigidos desde la esquina exterior del ojo hasta la esquina interior.

En cuanto a las orejas de Pixie Bob, es recomendable limpiarlas periódicamente. Las acumulaciones abundantes de azufre pueden conducir al desarrollo de procesos inflamatorios. En este caso, necesitará la ayuda de un especialista.

El cuidado de su gato incluye cepillarle los dientes semanalmente. Un accesorio para el dedo o un cepillo viejo funcionarán. ¡El uso de pastas “humanas” está estrictamente prohibido! Son tóxicos para los animales independientemente de su raza.

Aunque los pixie bobs no son quisquillosos, no necesitas alimentarlos con todo. La mejor opción son los alimentos secos y húmedos súper premium y holísticos. Contienen todo lo que necesita para mantener su salud, incluidas las vitaminas A, D3, E, C, además de selenio, zinc, cobre, yodo y hierro.
Salud y enfermedad de Pixiebob
El programa de reproducción eliminó la mayoría de los problemas asociados con la endogamia. Las enfermedades genéticas son extremadamente raras. Entre las enfermedades típicas de los pixie bobs se encuentran:

miocardiopatía hipertrófica: el resultado del cruce con otras razas;
criptorquidia: solo se han informado unos pocos casos desde 1980;
trabajo de parto obstruido e hiperplasia endometrial quística.
Proporcione el cuidado adecuado y una dieta cuidadosamente seleccionada para ayudar a su mascota a sentirse bien. No debemos olvidarnos de la vacunación oportuna. Esto ayudará a prevenir enfermedades parasitarias e infecciosas.

Video del Pixie Bob