▷ Las mejores Vitaminas para perros durante el embarazo y la lactancia ❤️ Saltar al contenido
Todo sobre perros

¿Qué vitaminas se deben agregar a la comida de un perro durante el embarazo y la lactancia?

¿Esperas cachorros después del apareamiento? En este caso, debe averiguar qué vitaminas se necesitan para las perras preñadas de razas pequeñas y grandes. Estas sustancias útiles deben estar en la dieta de la futura madre, independientemente de cómo se las dé, como alimentos especializados o suplementos nutricionales.

Si no se administran complejos vitamínicos al animal durante el embarazo, será más difícil tener descendencia, el parto será complicado y los cachorros pueden nacer con patologías. Como resultado, tendrá que gastar más dinero en el tratamiento de animales que en la compra de suplementos nutricionales. Pero si construye inmediatamente la dieta de la mascota correctamente, tales problemas no surgirán.

¿Qué vitaminas darle a una perra preñada para que tenga cachorros sanos?

Una perra cachorro necesita una amplia gama de nutrientes.
Incluye:

  • EN 1. Esta sustancia es necesaria para la correcta formación del sistema nervioso del animal. Su deficiencia conduce a convulsiones, neurosis. Dado que no se produce en el cuerpo del perro, es necesario añadir a la dieta alimentos que contengan este componente en exceso: legumbres, cereales o levadura de cerveza.
  • Vitamina A (retinol). Responsable de la formación de la retina de los ojos, piel, garras, cabello. Sin él, el correcto desarrollo de los huesos es imposible. Las fuentes incluyen aceites de pescado y animales, así como frutas y bayas de naranja. El retinol de origen animal es más adecuado para perros. Esta sustancia debe introducirse con cuidado en la dieta, ya que un exceso no es menos dañino que una deficiencia.
  • Calciferol (vitamina D). Es necesario para la correcta absorción de calcio en el cuerpo de una perra cachorro, afecta el estado de su sistema esquelético, así como el desarrollo de los embriones. La falta de esta sustancia afecta negativamente el trabajo del corazón. La piel del animal produce pequeñas cantidades de calciferol cuando se expone a la luz solar. Puede llenar su deficiencia en el cuerpo con la ayuda de aceite de pescado.
  • Ácidos grasos Omega-3 y 6. Proporcionan el correcto desarrollo del cerebro de los embriones, apoyan la inmunidad de la perra preñada. El aceite de salmón se considera la mejor fuente de ácidos poliinsaturados.
  • Calcio. Ayuda a prevenir la destrucción de huesos de animales. Se encuentra en exceso en los productos lácteos fermentados, así como en los huesos crudos y el pescado. La falta del mineral puede conducir no solo al desarrollo de anomalías congénitas en los cachorros, sino también a complicaciones durante el parto y la muerte de la madre. También se deben comprar complejos alimenticios y minerales con su contenido para un perro lactante con el fin de garantizar el curso normal de la lactancia.
  • Ácido fólico (B9). Responsable de la correcta formación del sistema nervioso de los embriones, previene el desarrollo de defectos espinales. Contenido en aves, carnes rojas, hígado. A la venta puede encontrar cereales enriquecidos con la sustancia presentada. Para prevenir complicaciones durante el embarazo y el parto, así como para asegurar la concepción desde el primer apareamiento, se recomienda administrar esta sustancia a la perra varias semanas antes del apareamiento previsto.
  • Vitamina C. Esencial para fortalecer los huesos. Especialmente importante para razas grandes. Las frutas y verduras frescas pueden ser su fuente.
  • Hierro. La falta de esta sustancia conduce al desarrollo de anemia. Para proporcionar a su mascota la dosis necesaria de este componente, debe agregar hígado y carnes rojas a su dieta.

Tenga en cuenta que cada animal, tanto durante el embarazo como durante la lactancia, necesita todas las sustancias descritas. La tarea del propietario es encontrar piensos o aditivos alimentarios en los que estarán en la dosis correcta.

¿Qué es mejor elegir: vitaminas sintéticas o naturales?

¿Qué es mejor elegir: vitaminas sintéticas o naturales?

El dueño de una perra cachorro puede elegir entre productos naturales que contienen ciertos elementos, así como complejos preparados. ¿Qué opción debería elegir? Cuando se trata de perros de razas pequeñas o medianas, que comen bien con regularidad, puede limitarse a una mayor porción de comida. Si la mascota no ha sufrido ninguna enfermedad antes del embarazo, será suciente para aquellas sustancias que están contenidas en los productos naturales.

Si la futura madre pertenece a razas grandes, debe recibir complejos adicionales con calcio, ácido fólico y ácidos grasos. Esto se debe al hecho de que los perros grandes tienen una mayor carga en el esqueleto, sus embriones necesitan una cantidad signicativa de vitaminas y, en consecuencia, los riesgos de desarrollar patología son mayores. El volumen de sustancias que reciben de la nutrición normal no puede proporcionar un curso fácil de embarazo y un parto exitoso.

La dosis de vitaminas debe ser seleccionada por un veterinario después de examinar la dieta de la mascota. Puede recomendarle piensos especializados para animales.

Recuerde que un exceso de minerales en el cuerpo es tan peligroso como su deciencia. En las últimas etapas, cualquier violación de las normas nutricionales puede provocar toxicosis e incluso la muerte de la futura madre.

¿Qué frutas y verduras puedes alimentar a tu mascota embarazada?

  • calabacín;
  • brócoli;
  • manzanas
  • calabaza;
  • Zanahoria

Al introducir ciertos vegetales en la dieta del animal, asegúrese de consultar a un veterinario. Debe determinar cuándo comenzar a tomar vitaminas para una perra preñada, dar recomendaciones sobre la alimentación de la mascota y controlar su salud en el futuro.

Consejos prácticos

Para que una perra cachorro produzca una descendencia sana, debe proporcionar la dieta adecuada. Al compilarlo, debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Se debe tener cuidado para que sea conveniente para el animal el consumo de vitaminas. Elija la forma de preparaciones (tabletas, alimentos, mezclas líquidas) que su mascota disfrutará comiendo.
  • Se deben administrar complejos especializados a la perra, observando estrictamente la dosis recomendada, de lo contrario, los alimentos saludables pueden dañar.
  • Es importante controlar la calidad de los productos. Se recomienda darle a su mascota solo alimentos probados o frutas, hierbas, carne crudas frescas naturales. Los alimentos caducados en mal estado pueden dañar la salud del animal y causar intoxicación. Cuando utilice alimentos naturales: carne, aves, productos lácteos, verduras, no debe abandonar por completo el uso de complejos vitamínicos. Es posible que su perro no tenga sucientes minerales de la comida regular durante el embarazo. Su tarea en esta situación es seleccionar un complejo de oligoelementos y vitaminas para una buena nutrición del animal.
  • Si le ha estado dando cierto alimento a su animal durante mucho tiempo, no debe cambiarlo bruscamente. Dedique una semana a hacer esto, aumentando gradualmente la dosis de la nueva mezcla y reduciendo la cantidad de la anterior. Esto permitirá que su mascota se adapte rápida y fácilmente a la dieta actualizada.
  • La comida del cachorro debe estar cruda. Esto se aplica no solo a las frutas y verduras, sino también a la carne. Solo es necesario hervir papilla (arroz, mijo). La fracción de masa de alimentos que contienen bra no debe exceder el 5% de la dieta. Más del 65% debe provenir de alimentos de origen animal: aves, ternera, cordero. No se recomienda dar cerdo.

Importante: Como alimentar a una perra gestante y Lactante

La perra debe seguir siendo alimentada con vitaminas después del parto. Recuerde que durante la lactancia la necesidad de calcio, vitaminas B y otras sustancias de la mascota solo aumenta.

También vale la pena recordar que las porciones para un animal preñado deben aumentarse gradualmente. Se recomienda transferir a su mascota a tres comidas al día y monitorear cuidadosamente cómo reacciona a una comida en particular. Si en algún momento el perro comienza a rechazar la comida, deberá consultar inmediatamente a un médico, establecer el motivo de este comportamiento y, si es necesario, ajustar la dieta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *