▷▷ ¿Pueden los perros comer carne de cerdo? - Importante saber esto ❤️ Saltar al contenido
Todo sobre perros

¿Pueden los perros comer cerdo?

¿Pueden los perros comer cerdo?

En general, se acepta que la carne de cerdo está categóricamente contraindicada para la alimentación de perros. Pero las verdaderas razones de los efectos negativos de la alimentación porcina provienen de la falta de una dieta equilibrada o alimentos de mala calidad y un manejo inadecuado.

Por que los perros no pueden comer cerdo

Entre los criadores de perros novatos, la prohibición de alimentar a los perros con carne de cerdo sigue siendo popular.

Los propietarios evitan la carne de cerdo por las siguientes razones:

  • Comer carne cruda o despojos puede provocar infecciones como helmitosis, toxocariasis, rabia y enfermedad de Aujeszky;
  • La abundancia de alimentos grasos en la dieta aumenta el nivel de colesterol en la sangre de la mascota;
  • Comer cerdo ralentiza y dificulta la digestión del animal;
  • La carne “pesada” provoca vólvulo.

Sin embargo, los síntomas dolorosos son causados ​​por el desequilibrio de proteínas, grasas y carbohidratos.

De hecho, la inclusión de ácidos grasos en la dieta es esencial para el crecimiento saludable del pelaje, la circulación sanguínea y la reparación de la piel, especialmente durante la estación fría.

La carne de cerdo debe incluirse en la dieta de la mascota como uno de los componentes, junto con cereales, verduras y carnes dietéticas (ternera, conejo y cordero) y aves.

Además, la digestión del cerdo por el tracto gastrointestinal tarda hasta 12 horas, por lo tanto, para evitar la indigestión y, como consecuencia, el vólvulo, los veterinarios recomiendan aumentar la pausa estándar entre comidas. Debe evitar la alimentación diaria de carne de cerdo y no debe exponer a su mascota a actividad física durante 1,5-2 horas después de comer.

¿Pueden los perros comer cerdo hervido?

¿Pueden los perros comer cerdo hervido?

La alimentación del perro con carne de cerdo cruda a menudo se convierte en la causa de la infección por enfermedades infecciosas y parásitos.

Para garantizar un rápido crecimiento y aumento de peso, los productores de carne influyen en las hormonas de los cerdos, lo que, como resultado, conduce a la supresión del sistema inmunológico del animal. Por esta razón, los cerdos se convierten en portadores de helmintos y algunas infecciones que pueden transmitirse a las mascotas cuando se les alimenta con carne de cerdo cruda.

Para evitar la contaminación del perro cuando se alimenta con cerdo, la carne debe estar bien cocida.

Algunos virus también son resistentes al tratamiento térmico. Por ejemplo, el falso virus de la rabia transmitido por los cerdos puede permanecer viable a una temperatura de 70 ° C durante 15 minutos. En este sentido, los propietarios experimentados recomiendan hervir la carne de cerdo durante 40 a 60 minutos, e incluirla en la dieta de la mascota.

Cómo incluir el corazón de cerdo en la dieta de un perro

El corazón se incluye en la comida para perros como fuente de proteínas. Contrariamente a la creencia popular, el corazón de cerdo, como el pollo y la ternera, no contiene grasa, ya que está compuesto en su totalidad por tejido muscular.

El tejido cardíaco es una rica fuente de minerales (potasio, magnesio) y hierro esenciales para la salud de los músculos y los huesos. El corazón de cerdo es más fácil de digerir que el corazón de res y se considera más dietético. Además, los despojos de cerdo están disponibles y son más baratos.

El principal peligro al comer corazón de cerdo para perros son los helmintos. Un tratamiento térmico minucioso ayudará a evitar la contaminación.

Con un uso adecuado, el músculo cardíaco del cerdo puede convertirse en una fuente completa de proteína animal y apoyar el desarrollo armonioso de la mascota durante el período de entrenamiento intenso.

¿Puedo darle piel de cerdo a un perro?

¿Puedo darle piel de cerdo a un perro?

La parte más gruesa de la máscara es el área subcutánea. Una capa de grasa en el área de la piel del cerdo proporciona termorregulación. Por temor al desarrollo de obesidad en las mascotas, los criadores de perros evitan alimentar a las mascotas con piel.

Al mismo tiempo, en el entorno natural, los parientes más cercanos de los perros domésticos (lobos y perros salvajes) consumen todas las partes del cadáver, incluida la piel. La piel es útil para mantener la salud de las articulaciones y la piel de su mascota. El uso regular de piel de cerdo como aditivo a la dieta principal evitará el desarrollo de condrosis y osteoporosis.

Un rollo congelado de piel de cerdo, despojos y carne de ave será un gran placer para una mascota.

Es posible comprar pieles de cerdo a bajo precio en los mercados de carne, pero debe elegir cuidadosamente un distribuidor y primero asegurarse de tener los permisos sanitarios necesarios.

¿Puede un perro comer manteca de cerdo?

La manteca de cerdo es una fuente de triglicéridos y vitaminas, pero el cuerpo del perro la absorbe mal. El producto no digerido se acumula en las células del hígado y conduce a la obesidad de la mascota. En este caso, el proceso de deposición ocurre inicialmente en los órganos internos del animal y luego se refleja en la constitución del perro.

Además de destruir el hígado de las mascotas, la alimentación con grasa de cerdo amenaza con interrumpir el trabajo de los sistemas cardiovascular y digestivo.

A pesar de que el animal necesita grasas para el crecimiento de la lana, no se recomienda alimentar a un depredador doméstico con manteca de cerdo. Es preferible incluir carne con un contenido de grasa de hasta el 40% en la dieta.

¿Pueden los perros pulmón de cerdo?

Los pulmones de cerdo se les dan a los perros como premio. Los pulmones están compuestos principalmente de tejido conectivo y no son digeridos por el sistema digestivo del canino. Debido a las peculiaridades estructurales del tejido pulmonar, este tipo de subproducto no beneficia al organismo del animal, además, debido a la baja digestibilidad, los pulmones suelen provocar vómitos.

Debido a las dificultades en la digestión, los pulmones de cerdo se administran a las mascotas en cantidades limitadas y solo en combinación con otras vísceras ricas en proteínas o con aves o res.

Se recomienda preparar una mezcla de carne a partir de pulmones, hígado y corazón hervidos y mezclarlos con cereales para una nutrición completa del perro. Los riñones no deben agregarse a la mezcla de carne con los pulmones.

Además, no alimente a su mascota con estos despojos crudos. Los pulmones de cerdo son elásticos y, si se comen enteros, el animal puede ahogarse. Los pulmones se le dan a la mascota hervidos o secos.

Los despojos contienen una amplia gama de nutrientes para fortalecer el sistema respiratorio del animal , que incluyen:

  • oligoelementos (sodio, magnesio, hierro, potasio, fósforo, yodo);
  • vitaminas (C, A y grupo B).

¿Es posible darle riñones de cerdo a un perro?

Los riñones se consideran legítimamente el tratamiento más dietético para los perros, ya que se absorben mejor que otros despojos y el contenido de grasa en el tejido renal es inferior al 3%. Además, contienen una gama completa de minerales esenciales y oligoelementos, y también son ricos en selenio y vitaminas A, D y grupo B. La delicadeza mejora el proceso de hematopoyesis y satura el cuerpo del animal con aminoácidos.

Cabe destacar que entre todos los tipos de este subproducto, son los riñones de cerdo los más útiles, ya que son más fáciles de digerir que la carne de res y están más saturados de nutrientes en comparación con el cordero y las aves.

Los riñones de cerdo se distinguen por un olor acre específico, por esta razón rara vez se usan para cocinar. Al alimentar a los perros, el intenso aroma atrae a la mascota y aumenta el apetito.

Los despojos se dan congelados, ya que el órgano es 80% de agua; durante el tratamiento térmico, los riñones pierden la mayor parte de su volumen y son más difíciles de digerir.

Cómo alimentar a tu perro con cerdo

Cómo alimentar a tu perro con cerdo

Para evitar problemas de salud del perro y diversificar su dieta, se deben seguir una serie de reglas:

  • a diferencia de otros tipos de carne, no se recomienda dar carne de cerdo cruda, solo hervida, durante al menos 45 minutos;
  • la carne de cerdo en su forma cruda se considera un alimento pesado para un animal, especialmente después del tratamiento térmico, en el que la digestibilidad del producto disminuye en un 40%, por lo que no es recomendable alimentar a la mascota con carne de cerdo todos los días;
  • para la nutrición de un perro, es preferible elegir carne menos grasa, con capas de tejido conectivo, ya que esto tendrá un efecto beneficioso en los intestinos;
  • para mantener el equilibrio en la dieta del perro, la carne de cerdo y sus subproductos deben mezclarse con verduras hervidas, cereales, otras carnes dietéticas o alimentos secos;
  • la carne solo debe comprarse en cadenas minoristas confiables o en un fabricante certificado para evitar la transmisión de enfermedades a su mascota a través de los alimentos;
  • Es recomendable introducir el cerdo en la dieta del perro en el período otoño-invierno, e inmediatamente después de la alimentación, proporcionar al perro un descanso tranquilo y evitar la actividad física durante 2 horas, sin embargo, para evitar el desarrollo de obesidad, no recomendamos excluir por completo el entrenamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *