▷ Como Alimentar a una perra gestante y lactante - Recomendaciones ❤️ Saltar al contenido
Todo sobre perros

Alimentar a una perra gestante y lactante

Alimentar a una perra gestante y lactante

El correcto desarrollo de los cachorros en el útero y la salud de la perra depende de una nutrición adecuada. El cuerpo de un cachorro requiere significativamente más calorías, proteínas, calcio y fósforo, que el perro debe obtener de fuentes de alimentos de alta calidad para satisfacer sus
propias necesidades nutricionales y las necesidades de los cachorros en desarrollo.

Las perras preñadas tienen necesidades energéticas muy elevadas (de 4 a 8 veces más que las perras adultas sanas), pero esto no significa que la perra deba estar sobrealimentada. Solo necesita aumentar el valor nutricional y el contenido calórico de los alimentos, por lo que el animal recibirá suficiente energía.

Sin embargo, es imposible aumentar drásticamente el contenido calórico de los alimentos, especialmente al comienzo del embarazo, porque en lugar de energía adicional, se depositará grasa innecesaria y un aumento de peso significativo puede causar complicaciones durante la gestación y el parto del cachorro.

Debes cuidar la nutrición de la perra cachorro con anticipación, incluso antes del apareamiento, confeccionar una dieta con todos los cambios que sean necesarios en las diferentes etapas de la gestación. Debe tenerse en cuenta que las perras cachorro pueden cambiar sus preferencias gustativas. El perro puede mostrar interés en la comida que anteriormente se negó a comer y rechazar la comida que prefería antes del embarazo.

Cómo alimentar a una perra preñada

Cómo alimentar a una perra preñada

Los alimentos deben ser fácilmente digeribles para que el perro pueda absorber eficazmente los nutrientes de pequeñas porciones de comida.

Cuando se alimenta de forma natural a una perra preñada, es importante aumentar el porcentaje de productos cárnicos, mientras se reduce la cantidad de alimentos que contienen carbohidratos y fibra. Aproximadamente el 65-70% de la dieta debe consistir en productos cárnicos, a saber, carne cruda de res o de conejo, callos verdes crudos, corazón hervido, hígado y, a veces, pescado de mar crudo

Alrededor del 5% son alimentos vegetales, como calabaza, calabacín, zanahorias, con la adición de 1 cucharada. l. aceite vegetal. Es importante dar aceite de pescado para reponer los ácidos grasos Omega-3 y Omega-6.

Puede alimentar a su perro con requesón y yogur con huevos crudos como alimento separado, pero la ingesta de calcio durante el embarazo debe reducirse y no debe administrarse alimentos que contengan calcio a las 9 semanas, especialmente 10-14 días antes del parto.

La dieta debe contener verduras y frutas crudas, como zanahorias, manzanas, así como carne con hueso, para que la perra tenga la oportunidad de ingerir alimentos sólidos que ayuden a limpiar los dientes.

Para alimentar a las perras, eligen alimentos comerciales premium, que se administran estrictamente de acuerdo con las normas indicadas en el paquete. La elección se realiza entre piensos para hembras preñadas y animales activos, con un alto contenido en proteínas y grasas.
Debe cambiar la comida anterior por una alta en calorías dentro de una semana para que el cuerpo se adapte a la nueva comida.

Con una dieta equilibrada, una perra preñada no necesita administrar complejos vitamínicos y minerales adicionales, ya que la perra recibirá una cantidad suficiente de nutrientes de los alimentos. Un desequilibrio en el calcio y el fósforo aumenta el riesgo de eclampsia, una condición peligrosa cuando los niveles de calcio en la sangre disminuyen, lo que provoca convulsiones.

Si se toma la decisión de introducir un complejo de vitaminas y minerales en la dieta, primero debe consultar a un veterinario.

Independientemente del tipo de alimentación, siempre debe haber un recipiente con agua potable fresca.

La mala nutrición de un cachorro, especialmente al final del embarazo, puede causar toxicosis.

Cómo y cuántas veces al día alimentar a una perra preñada

Cómo y cuántas veces al día alimentar a una perra preñada

Hasta el final de las 3 semanas, la dieta de la perra preñada no debe sufrir cambios, el número de tomas sigue siendo el mismo.

A las 3-4 semanas, la perra puede sufrir náuseas, indigestión, es posible que pierda el apetito. Si los signos enumerados y el letargo duran más de una semana, debe comunicarse con su veterinario.

El rápido desarrollo de los cachorros ocurre en la cuarta semana de gestación, es durante este período cuando la perra necesita más energía y necesita alimentos ricos en calorías. Durante las primeras 6 semanas, la ingesta calórica de una perra preñada aumenta gradualmente. La ingesta de calorías en la semana 9 debe aumentarse en un 15-30% en comparación con las calorías previas al embarazo, dependiendo del número de cachorros.

En una fecha posterior, alimente al cachorro en pequeñas porciones, pero aumente la frecuencia de alimentación. A las 9 semanas, 24 a 48 horas antes del inicio del parto, las perras tienen una disminución del apetito y algunas incluso se niegan a comer, lo cual es bastante normal y no
debería ser motivo de preocupación. Pero aún debes dejar un plato de comida al lado de la perra preñada en caso de que quiera comer.

Alimentar a tu perra después de dar a luz

La cantidad de alimento que necesita una perra lactante depende de su metabolismo individual, nivel de actividad, raza y la cantidad de cachorros que se alimentan de leche materna. Después de dar a luz, el apetito aumentará durante 20-30 días mientras los cachorros se alimentan de su leche. Una perra puede consumir de 2 a 4 veces más comida que antes del embarazo. Durante la lactancia, se requiere una nutrición de alta calidad, ya que la perra necesita energía para mantener la inmunidad y la producción de leche.

Durante las primeras 3 semanas, las perras gestantes deben comer 3 veces al día, a las 4 semanas después del parto, el número de tomas se incrementa hasta 4 veces, ya que este período es el pico de producción de leche.

Los cachorros se destetan y se les enseña a comer alimentos sólidos a las 5-6 semanas. Durante este período, debe ayudar al cuerpo del perro a dejar de producir leche gradualmente. Para hacer esto, el día del destete de los cachorros, no se alimenta a la perra, solo se le da agua. Al
día siguiente, dé solo ¼ de la comida diaria que comió la perra durante el embarazo. Al tercer día, dé ½ porción diaria, y al cuarto día – 3/4. Para el quinto día, el perro debe seguir una dieta regular. Pero si durante el embarazo y la lactancia la perra perdió peso, entonces el contenido calórico de los alimentos se puede reducir gradualmente, hasta que vuelva al peso normal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *