▷▷ Cómo socializar a un cachorro o perro adulto ❤️ Saltar al contenido
Todo sobre perros

Cómo socializar a un cachorro o perro adulto

Cómo socializar a un cachorro o perro adulto

La importancia de la socialización para el cachorro.
Desde que le quitas al cachorro a la madre, te vuelves responsable de enseñarle la vida diaria. En el curso de la socialización, le presentas a tu amigo de forma gradual y cuidadosa diferentes fenómenos de la vida cotidiana, cosas que son nuevas para él, sonidos, diferentes situaciones, etc.

La socialización está diseñada para ayudar a su perro a integrarse con éxito no solo en la sociedad humana, sino también en la sociedad de los animales que lo rodean.

Problemas de los cachorros no socializados

Los perros que no fueron socializados adecuadamente en su juventud a menudo se convierten en perros cobardes e inseguros que no saben cómo comportarse en las situaciones más simples. Como resultado, al estar en constante estrés, el perro se vuelve gradualmente agresivo, ya que esta es una reacción defensiva natural del animal ante eventos que no comprende.

Otros cachorros no socializados pueden convertirse en perros hiperactivos e inquietos que, debido a su desequilibrio, tendrán grandes problemas de comportamiento. Estos perros siempre representarán un peligro potencial no solo para otros animales, sino también para sus dueños.

¿Para que sirve la socialización de cachorros?

En el curso de la socialización, un perro joven adquiere gradualmente la experiencia cotidiana, aprende a distinguir entre peligroso y seguro y controla su comportamiento.

Así, ya un perro adulto con calma, sin ansiedad, percibirá nuevos fenómenos y situaciones. La socialización cuidadosamente pensada de su cachorro lo ayudará a convertirse en un perro obediente, tranquilo y seguro.

¿A qué edad debería empezar a socializar?

¿A qué edad debería empezar a socializar?

La socialización de un cachorro generalmente comienza inmediatamente después del nacimiento, cuando la madre comienza a enseñar a los cachorros a ordenar en la manada y a comunicarse entre los perros. La mejor edad para comenzar a socializar cachorros en humanos es de 4 a 12 semanas. A esta edad, son más receptivos al aprendizaje.

Si compró un cachorro a un criador profesional, es probable que ya haya comenzado a socializar a su cachorro para prepararlo para la transición a nuevos dueños de la mejor manera posible. Por tanto, pregúntale siempre al criador si empezó a trabajar con el cachorro y qué es lo que ya le ha presentado. Una vez que recojas a tu cachorro del criador, continuarás entrenando.

¿Cómo socializar adecuadamente a un cachorro?

Hasta la edad de 12 semanas, el cachorro debe ser presentado a muchos objetos y objetos nuevos y desconocidos, así como mostrar tantas personas y perros diferentes como sea posible. Puedes llevarlo e ir con él a lugares concurridos, por ejemplo, a la avenida, bazar o a la tienda, para que pueda inspeccionar todo a su alrededor, escuchar nuevos sonidos, ver extraños, carritos de compras, vendedores en el bazar, etc. Muéstrele a su cachorro un cartero u otras personas con uniforme y pídales que dejen que su cachorro los huela.

Es muy útil estar con él cerca de una autopista muy transitada o en un semáforo, dejar que observe y escuche el movimiento de los automóviles. Si el cachorro permanece tranquilo, entonces se le debe elogiar y darle un premio. Pero no lo elogie ni le grite si está nervioso, al contrario, háblele con voz tranquila para calmarlo. Si tienes amigos que han vacunado a perros, podría ser útil dejar que tu cachorro juegue con ellos. Ve con él al parque, donde verá muchos perros nuevos y desconocidos, oa la playa para que pueda correr disfrutando de la arena y las olas.

Intenta mostrarle a tu cachorro una variedad de personas: altas, bajas, gordas y delgadas, que tengan bigote o barba, usen gafas, sombreros, bufandas, paraguas o bastones, caminen con cochecitos, etc. Deje que su cachorro escuche varios sonidos, por ejemplo, sirenas de vehículos especiales, pitidos de automóviles y teléfonos, gritos de niños, ladridos de otros perros, zumbido de aviones, música fuerte, fuegos artificiales, chirridos de frenos, maullidos de gatos y truenos. No te limites a esta lista, todavía hay mucho más para que tu cachorro aprenda. Socialice a su cachorro a diario y gradualmente, y no espere demasiado de él a una edad tan temprana.

Las clases deben ser cortas y divertidas, de lo contrario el cachorro se aburrirá. Los perros jóvenes no pueden concentrarse en una cosa durante mucho tiempo.

Cómo socializar a tu perro

Sería útil esbozar un plan de lección. Deje que su cachorro aprenda algo nuevo todos los días, pero no más de 3 o 4 nuevas experiencias al día. Si el cachorro permanece tranquilo, no olvides elogiarlo y darle un premio. Regrese a las lecciones que aprendió cada semana para reforzar lo que el cachorro ha aprendido. Pero no se preocupe por lo mismo, ofrézcale todo tipo de opciones. Llévalo en coche, visita otras casas o lugares donde se permiten perros. Trate de que su cachorro conozca a diferentes personas todos los días.

¿Y si el cachorro está muy asustado? Si tu cachorro está asustado o nervioso al ver algo inofensivo, como un paraguas abierto, trata de hablar con él de una manera cariñosa para calmarlo. Preocuparse por usted mismo solo puede reforzar su miedo, ya que confirma sus sospechas de que tiene motivos para tener miedo. Eres humano y sabes más, así que tienes que demostrarle que no hay razón para tener miedo. No intente empujar con fuerza al cachorro hacia el paraguas, solo empeorará. En su lugar, cierre el paraguas y colóquelo en el suelo. Siéntate junto al paraguas, pero no lo toques y ni mires. La curiosidad natural del cachorro hará que se acerque a él y lo huela. Si esto sucede, felicítelo.

En la siguiente lección, abra el paraguas hasta la mitad y coloque una toalla dentro para inflamar aún más la curiosidad del cachorro. Agita el borde de la toalla frente a la nariz del cachorro. Cuando el cachorro comience a jugar con la toalla y se relaje, intente abrir con cuidado el paraguas por completo, colóquelo en el suelo y finalmente levántelo lentamente sobre su cabeza.

¿A qué edad debería empezar a socializar?

Cuando le presente a un cachorro algo nuevo y, en su opinión, “terrible”, proceda con mucho cuidado, aumentando gradualmente la intensidad del estudio del objeto o fenómeno, hasta que el cachorro ya no tenga miedo ni esté nervioso. Recuerde elogiar y recompensar a su cachorro con una golosina.

Entrenar a un cachorro en un grupo de adiestramiento canino es una gran adición al proceso de socialización. Le permitirá a su mascota interactuar con otros cachorros y sus dueños. Su criador o club de criadores local puede recomendarle un grupo de perros de este tipo. Sin embargo, para el entrenamiento en grupo, su cachorro debe estar vacunado y al menos una cierta edad.

Además de socializar a tu cachorro, debes enseñarle buenos modales para que sepa qué comportamiento es aceptable y cuál no. También es necesario comenzar a enseñarle obediencia al cachorro y enseñarle comandos básicos, por ejemplo, “sentarse”, “pararse”, “no”, “a mí”, etc.

Una gran cantidad de perros son sacrificados cada año debido a problemas de comportamiento que podrían haberse evitado si sus dueños los hubieran socializado adecuadamente a tiempo.